jueves, octubre 6, 2022
InicioNoticiasSaludTendencias y disparidades de salud mental de BIPOC

Tendencias y disparidades de salud mental de BIPOC

muchos miembros de Comunidades BIPOC lidiar con el estrés y el trauma que pueden surgir de luchas socioeconómicas específicas que impactan consciente y subconscientemente en la vida cotidiana de la comunidad. Un informe de 2021 del HHS cita «inequidades sociales y discriminación sistémicas persistentes» que empeoran el estrés y los problemas de salud mental asociados para las personas de color durante la pandemia de COVID-19 (2). Aunque las experiencias de salud mental son únicas para cada persona, existen algunas tendencias dentro de la comunidad BIPOC que resaltan disparidades y barreras similares en cada grupo étnico.

estigmas

Muchas personas dentro de estas comunidades se enfrentan a la realidad de que la salud mental es estigmatizada y no se acepta por completo. Estos estigmas negativos pueden dificultar que otros se sientan cómodos discutiendo y explorando sentimientos o experiencias personales. Debido a que estas comunidades históricamente han tenido que superar adversidades como la esclavitud o la colonización, a menudo se espera que se aborden temas como ansiedad y depresión con resiliencia y perseverancia. Aunque ha habido avances continuos para desestigmatizar la salud mental, todavía queda mucho trabajo por hacer dentro de las comunidades BIPOC.

Racismo

El racismo ha sido parte de la historia y el legado de la nación desde su origen y continúa afectando a generaciones de varios grupos étnicos. Aunque las personas pueden experimentar problemas de salud mental independientemente de su raza, género, identidad o etnia, el racismo y la discriminación pueden hacer que sea más difícil recibir la atención de salud mental adecuada. El racismo también puede dar lugar a menudo a sentimientos de deshumanización que pueden tener un impacto negativo en la salud mental. BIPOC y comunidades indígenas han sido desarraigados de sus tierras y, a menudo, se les niegan los servicios humanos básicos del gobierno. Además, las personas de color no tienen que experimentar directamente el racismo para experimentar problemas de salud mental. A veces, el simple hecho de presenciar o escuchar sobre el racismo y la violencia racial puede tener un impacto negativo en la salud mental.

Idioma y diferencias culturales

La comunicación es importante al buscar y recibir atención de salud mental. Las diferencias en el idioma y las creencias culturales pueden marcar una gran diferencia en la calidad de la atención brindada. Puede ser frustrante tratar de comunicarse o comprender varios términos médicos y de salud mental que no son una parte familiar de su entorno cultural. Además, términos como “ansiedad y depresión” no siempre se traducen bien en otros idiomas. Más concretamente, en el Comunidades nativas e indígenas, las palabras “deprimido” y “ansioso” están ausentes de algunas lenguas nativas pero se utilizan otras expresiones como “enfermedad del fantasma” o “síndrome del desamor”. Además, las diferencias culturales pueden ser difíciles de manejar si la persona o el proveedor no están familiarizados con las normas culturales específicas. Por lo tanto, se necesita representación y competencia cultural.

Necesidad de proveedores diversos que practiquen la competencia cultural

Hay una falta general de representación y diversidad entre los proveedores de salud mental en los Estados Unidos. Tener proveedores que sean parte de las comunidades BIPOC es esencial para brindarles a los pacientes una comprensión empática de sus experiencias únicas. Sin esos conocimientos étnicos y culturales, los proveedores pueden subestimar cómo los efectos de ser miembro de la comunidad BIPOC pueden influir en la salud mental. Esto puede afectar la calidad del tratamiento. Con la esperanza de cerrar la brecha entre diversos proveedores y las comunidades BIPOC a las que sirven, muchas personas están buscando proveedores para tener capacitación en competencia cultural. Cuando los proveedores comiencen a explorar y comprender cómo la identidad cultural y la interseccionalidad influyen en la prestación del mejor nivel de atención, más personas se sentirán cómodas buscando atención.

Falta de acceso, atención y tratamiento

A pesar de la evidente necesidad de atención y apoyo de salud mental, el racismo y la discriminación sistemáticos han causado una falta de acceso a la atención y tratamiento en todas las comunidades BIPOC. Por ejemplo, la pobreza y el desempleo a menudo son el resultado directo de la discriminación y los prejuicios raciales y, a su vez, generan varios desafíos que incluyen la falta de seguro médico, la disponibilidad limitada de proveedores, la falta de transporte a las citas de terapia y el espectro completo de enfermedades mentales que resultan de vivir en la pobreza (1). Todos estos factores subrayan que la falta de acceso tiene un impacto directo en las necesidades de salud mental de la comunidad.

La verdadera prueba de la equidad en salud mental se logrará cuando todas las personas, independientemente de su origen cultural, tengan la oportunidad de alcanzar su pleno potencial de salud, y nadie se vea impedido de hacerlo por circunstancias socialmente determinadas. Aunque las comunidades BIPOC continúan luchando contra las desventajas sistemáticas y las disparidades de salud mental, una solución importante para aumentar el apoyo radica en la representación entre los profesionales y el tratamiento culturalmente consciente.


Notas al pie:

  1. Asociación Americana de Consejería (ACA). www.consejería.org. Julio es el Mes de la Salud Mental de BIPOC.
  2. Recursos a Recuperar (RTOR). www.rtor.org. Hoja informativa sobre la salud mental de negros, indígenas y personas de color (BIPOC).



Enlace de la fuente

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Mas Populares

- Advertisment -

Comentarios Recientes

A %d blogueros les gusta esto: