martes, julio 23, 2024
InicioNoticiasInternacionalesResponder a los desastres significa un futuro más seguro y justo para...

Responder a los desastres significa un futuro más seguro y justo para el Caribe: un blog del Coordinador Residente de la ONU

Los terremotos, huracanes, erupciones volcánicas y otros desastres naturales causan periódicamente destrucción y pérdida de vidas en algunas partes del Caribe.

Sobre el Día Internacional para la Reducción del Riesgo de Desastres Celebrada anualmente el 13 de octubre, el Coordinador Residente de la ONU para Barbados y el Caribe Oriental, Didier Trebucq, y Nahuel Arenas, Director Regional de la Oficina de la ONU para la Reducción del Riesgo de Desastres (UNDRR) consideran la conexión entre desastres y desigualdad.

“En el Caribe compartimos una profunda comprensión de la compleja relación entre los desastres y la desigualdad. Es una narrativa sobre el acceso desigual a los recursos esenciales, lo que deja a los más vulnerables vulnerables a los impactos de los desastres. Cuando ocurren desastres, afectan desproporcionadamente a las comunidades marginadas, exacerbando las desigualdades existentes y sumiéndolas aún más en la pobreza.

Didier Trebucq (izquierda), Coordinador Residente de las Naciones Unidas para Barbados y el Caribe Oriental, visita San Vicente y las Granadinas seis meses después de la erupción volcánica.

© ONU Barbados y el Caribe Oriental

Didier Trebucq (izquierda), Coordinador Residente de las Naciones Unidas para Barbados y el Caribe Oriental, visita San Vicente y las Granadinas seis meses después de la erupción volcánica.

Luchar contra la desigualdad es crucial para construir un futuro más fuerte y seguro para todos.

Desafíos relacionados

Hoy en día, la región enfrenta una serie de desafíos (incertidumbres económicas, crecientes desigualdades, interrupciones en las cadenas de suministro, escasez de energía, aumentos de precios e inflación), todos los cuales ensombrecen la economía y los medios de vida y exacerban el impacto de los desastres. Según la UNDRR Informe de evaluación global sobre la reducción del riesgo de desastresPara 2030, los desastres empujarán a 100,7 millones de personas más a la pobreza en todo el mundo y se estima que 37,6 millones de personas más vivirán en la pobreza extrema debido a los impactos del cambio climático.

Los resultados de las investigaciones actuales pintan un panorama sombrío: los más pobres soportan la mayor carga de los desastres. Por ejemplo, el desastre reciente más mortífero en el Caribe, el terremoto de Puerto Príncipe de 2010, azotó al país más pobre de la región: Haití; y sus efectos a largo plazo siguen siendo visibles más de una década después.

Un hombre camina entre los escombros de los edificios derrumbados en el centro de Puerto Príncipe, Haití, después del terremoto de enero de 2010.

Un hombre camina entre los escombros de los edificios derrumbados en el centro de Puerto Príncipe, Haití, después del terremoto de enero de 2010.

Entre 1970 y 2019, un asombroso 91 por ciento de todas las muertes causadas por el tiempo, el clima y los peligros del agua ocurrieron en países en desarrollo como el Caribe. Asimismo, el Banco Mundial informa que el 82 por ciento de las muertes relacionadas con desastres ocurrieron en países de ingresos bajos y medianos bajos.

Ciclos de desigualdad

Alrededor del 75 por ciento de los fenómenos meteorológicos extremos ahora están asociados con esto. Cambio climático, impulsado principalmente por las emisiones de carbono. Irónicamente, quienes sufren las mayores pérdidas a causa de los desastres suelen ser los que menos contribuyeron al problema.

Básicamente, la desigualdad actúa como un conducto, transfiriendo el riesgo de desastres de quienes se benefician de la asunción de riesgos a quienes soportan los costos.

Las comunidades empobrecidas tienen más probabilidades de vivir en áreas vulnerables, carecen de recursos para invertir en medidas de reducción de riesgos, viven en viviendas deficientes e inseguras y tienen acceso limitado a servicios esenciales como atención médica, transporte público e infraestructura básica.

Ciertas poblaciones, incluidas mujeres, niños y personas con discapacidad, se ven afectadas de manera desproporcionada por los impactos de un desastre. Por ejemplo, estudios muestran que las mujeres en la región del Caribe reciben advertencias oficiales sobre desastres inminentes con menos frecuencia que los hombres. Incluso en desastres anteriores, las personas con discapacidad solían ser las que corrían mayor riesgo.

Fomentar la resiliencia mediante la alerta temprana

En la Oficina de las Naciones Unidas en el Caribe Oriental, estamos a la altura del desafío priorizando nuestros compromisos con el Caribe. Marco de Sendai y eso Metas de desarrollo sostenible (ODS).

Esto requiere reducciones decisivas de la pobreza y la desigualdad, así como medidas para abordar los riesgos y vulnerabilidades de desastres. Nuestro enfoque sigue estando en las comunidades más vulnerables, asegurando que reciban la protección y el apoyo que merecen.

A nivel global, las autoridades están tratando de reformar la arquitectura financiera y alinearla para satisfacer mejor las necesidades de los países más vulnerables del mundo. La resiliencia económica es fundamental para quienes corren mayor riesgo de sufrir desastres y es una parte indispensable de nuestra estrategia compartida para abordar los desafíos que tenemos por delante.

Los ejercicios de preparación para desastres pueden ayudar a reducir el impacto de los desastres en las comunidades.

© ONU Barbados y el Caribe Oriental

Los ejercicios de preparación para desastres pueden ayudar a reducir el impacto de los desastres en las comunidades.

Además, la implementación del Alertas tempranas para todos La iniciativa, que incluye países del Caribe como Barbados y Antigua y Barbuda, ayudará a garantizar que todos los rincones del mundo estén equipados con sistemas de alerta temprana multirriesgos en los próximos cuatro años.

Al dar prioridad a las comunidades más vulnerables, les brindamos el sustento vital de la preparación y la alerta temprana.

Al reducir el riesgo de desastres, los países fortalecerán sus capacidades y empoderarán a diversos grupos en todos los procesos de toma de decisiones. Las mujeres, las personas mayores y las personas con discapacidad deben estar a la vanguardia e incluirse activamente en nuestros esfuerzos.

La presencia de actores locales, nacionales y regionales, incluidas organizaciones gubernamentales y de la sociedad civil, sigue siendo crucial para la eficacia de la asistencia humanitaria y la resiliencia, ya que los actores locales suelen ser los primeros en responder en una emergencia.

Con motivo del Día Internacional para la Reducción de Desastres de este año, queremos enfrentar una vez más este enorme desafío. Recordemos que frente a la desigualdad causada por los desastres, tenemos el poder de remodelar el futuro.

Juntos podemos romper estas cadenas y allanar el camino hacia la resiliencia y la igualdad para todos, de modo que nos espera un Caribe más brillante”.

Coordinador Residente de las Naciones Unidas:

  • El Coordinador Residente de la ONU, a veces llamado RC, es el representante de más alto rango de la ONU. sistema de desarrollo de la ONU a nivel de país.
  • En esta serie ocasional Noticias ONU invita a los CR a escribir blogs sobre temas importantes para las Naciones Unidas y el país en el que operan.
  • Conozca más sobre el trabajo de las Naciones Unidas en Barbados y el Caribe Oriental Aquí.
  • Obtenga más información sobre la Oficina de Coordinación del Desarrollo de las Naciones Unidas Aquí.

               

Enlace de la fuente

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Anuncio - Hosting Web de SiteGround - Diseñado para una fácil administración web. Haz clic para saber más.

Mas Populares

- Advertisment -

Comentarios Recientes