viernes, octubre 7, 2022
InicioReflexiones¿Por qué los psicólogos no dan consejos?

¿Por qué los psicólogos no dan consejos?

La figura del psicólogo está rodeada de muchos mitos. Por eso, la mayoría de personas que acuden a consulta se encuentran con formas de actuar o de proceder que tal vez no son las que esperaban, y es que lo que un asesoramiento puede aportar ser muy distinto a lo que un paciente o cliente espera.

Escrito y verificado por la psicologa Elena Sanz.

El cuidado de la salud mental se está normalizado y cada día son más las personas que se animan a surgir a terapia. A pesar de esto, siguen existiendo distintos mitos y tabúes.

Por ejemplo, hay quienes opinan que se trata de una pérdida de recursos -esencialmente, tiempo y dinero-; piensa que la función del terapeuta la puede cumplir cualquier amigo. Sin embargo, la realidad es que no, y quizás es una de las razones que aparentemente puede resultar contraintuitiva es que los psicólogos no dan consejos.

Esto es algo que puede frustrar y confundir a quienes acuden a terapia por primera vez. Cuando nos necesitó pedir ayuda es porque estamos golpeandoporque las circunstancias nos exceden y pensamos que encontraremos alivio si depositamos la carga de la toma de decisiones en alguien.

¿Termino mi relación o le doy otra oportunidad? ¿Dejo mi trabajo? ¿Me decidiste a emprender? ¿Corto el contacto con esos tóxicos familiares? ¿El problema le tengo yo o le tienen los demás?… Acudimos al profesional buscando respuestas que difícilmente nos va a poder dar. Su misión, en todo caso, será la de ayudarnos a encontrarlas, pero no coger el timón de nuestra vida.

Los psicólogos nos ayudan a dar respuesta a muchos de nuestros interrogantes y dudas sobre cómo actuar ante determinadas situaciones.

Los psicólogos van a intentar que la autonomía de la persona se mantenga

Hay varios motivos por los que los psicologos no dan consejos; en primer lugar, porque no existen respuestas universales. Lo que me ha valido a ti no tiene por qué valerte a ti.

La palabra consejo está muy ligada a la experiencia personal; sin embargo, los psicólogos no la utilizan o al menos no es su referencia principal. La suya es el volumen de investigación que se haya producido en un determinado campo, el de consulta, y en el que se recogen una buena cantidad de casos.

Por otro lado, la función de un psicólogo no es solucionarte un problema de la manera en la que solemos esperar que alguien nos solucione un problema. A nivel general, su función está más cerca a la de proporcionarte un mapa que te pueda ayudar, que la de marcarte en ese plano el destino o la ruta que tienes que seguir.

Bien, ya hemos dicho que los psicólogos no suelen dar consejos, o al menos consejos como los entendemos de manera coloquial. Ahora, si no lo hacen, ¿cuál es el valor que son capaces de aportar?

Ofrecen un espacio seguro

El espacio de consulta se adaptará en un espacio seguro en el que podemos dejar salir nuestro lado más vulnerable y soltar lo que ejerce reprimido.

Aquí obtienes una escucha activa y real, sin juicios y sin expectativas, obtienes aceptación incondicionada y esto te permite ser tú. En este entorno puedes expresar tus creencias más profundas (incluso las más desagradables), tus temores, esos anhelos que solo conoces tú.

Quien ha vivido la experiencia probablemente ha tenido la sensación de terminar contando más de lo que esperaba contar, y es que este clima de acogimiento y libertad, que normalmente no encontramos en nuestra vida diaria, hace que nos abramos. En parte se trata de eso, de que empecemos nosotros también a escucharnos de otro modo, a cómo es el relato de eso que no le contamos a nadie.

Dan feedback e información relevante

Los psicólogos no dan consejos, pero sí ofrecen guía y orientación. Ayudan a ordenar los pensamientos, a darles forma, a observarlos desde perspectivas que antes no habíamos contemplado. Realmente, aunque no se te diga nada nuevo, una forma distinta de formular o mirar lo que piensas puede aportarte una gran claridad. Y es aquí cuando puedes llegar por ti mismo a esa solución que buscabas que viniese de fuera.

Además, un psicólogo puede ayudar a entender de dónde viene y por qué eres de un modo determinado. Comprender tus procesos de pensamiento, el origen de tus emociones y el porqué de tus conductas te coloca en la posición de poder modificarlas; sin esta información, sin saber cómo funciona, es realmente difícil realizar el cambio.

Incluso, el simple hecho de recibir un Diagnóstico puede marcar la diferencia. En ocasiones las etiquetas limitan y estigmatizan, pero en otras nos ayudan a entender, a liberar la culpa ya poder empezar a trabajar.

Aportan recursos y herramientas personales

Igual que necesitamos ladrillos y cementos para construir una pared, también necesitamos herramientas y recursos para conseguir objetivos a favor de nuestra salud mental. El psicólogo no va a decirte dónde debes poner la puerta o la longitud de la pared que quieres construir, ni tampoco lo va a hacer por ti, pero sí va a darte las herramientas que necesitas para hacerlo.

Un objetivo transversal a muchas intervenciones terapéuticas es la de aumentar la sensación de validez de la personareforzando su concepto y en última instancia su autoestima.

Si el psicólogo construira esa pared, conseguiría todo lo contrario, si la diseñara, conseguiría todo lo contrario. Se trata de que lo haga la persona que acude a una consulta, y que después de hacerlo tenga la convicción de que puede hacerlo en autonomía.

El psicólogo ayuda a la persona a encontrar su propia validez para poder actuar.

Acompañan el proceso de aprendizaje

Por último, el psicólogo o terapeuta acompaña tu aprendizaje mientras practicas y consolidas estas nuevas herramientas. Ofrece cubre, modelo las habilidades, crea un plan personalizado y supervisa los avances que la persona va a realizar.

Realmente, en terapia todo cambio es un trabajo en equipo, un asunto de dos: nadie lo va a hacer por ti, pero contar con soporte y guía te ayuda a avanzar más rápido y con mayor confianza hacia tus metas.

En definitiva, si busca un consejo rápido y superficial, una solución mágica o una persona que tome por ti la responsabilidad de tus decisiones, no lo encontrarás en una consulta de psicología. En cambio, si estás dispuesto a realizar tu proceso ya responsabilizarte, la ayuda profesional puede marcar un antes y un después en tu vida.

Te podría interesar…

Enlace de la fuente

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Mas Populares

- Advertisment -

Comentarios Recientes

A %d blogueros les gusta esto: