martes, octubre 4, 2022
InicioReflexionesEl papel del juego en la sanación de traumas

El papel del juego en la sanación de traumas

¿Cómo puede el juego ayudarnos a superar un trauma? ¿Cómo es posible estudiar todo su poder en los adultos? ¡En este artículo te lo contamos!

El papel del juego en la sanación de traumas

Elena Sanz

Escrito y verificado por la psicologa Elena Sanz.

Última actualización: 06 agosto, 2022

Una experiencia traumática puede afectar a la calidad de vida de una persona. Tras el suceso es probable que la persona tenga pesadillas y recuerdos intrusivos, se vea afectado en su emocionalidad y tienda a evitar situaciones que le evoquen dicha vivencia. Es fundamental abordar este impacto psicológico mediante técnicas seguras y eficaces, y, entre todas las alternativas disponibles, cabe reseñar el papel del juego en la sanación de traumas.

La ludoterapia (o terapia de juego) es muy utilizada con la población infantil, bien sea como medio diagnóstico o como intervención terapéutica. Sin embargo, los adultos también pueden empeorar de este tipo de procedimientos. Como veremos a continuación, se han realizado interesantes investigaciones al respecto.

A través del juego los niños pueden expresar cómo se sienten, además de sus carencias.

El juego en la sanación de traumas infantiles

El juego es el principal medio de expresión y aprendizaje de los niños. A su corta edad, aún no disponen del léxico y las capacidades cognitivas y emocionales para comunicar lo que sienten y viven tal como lo haría un adulto, y precisamente por ello recurren al simbolismo que proporciona el juego.

Los pequeños forman historias, recrean situaciones y crean personajes para exteriorizar sus emociones, sus temores y carencias. el juego les ofrece un espacio seguro, conocido y libre; en este entorno nadie les juzga, les dirige ni les critica, por lo que pueden proyectar su problemática, sus conflictos y necesidades sin prácticamente inhibición.

Para superar un trauma es fundamental expresarse, exteriorizar lo vivido y las emociones asociadas y poder ir integrando dicho evento en la historia personal. Mediante el juego, el niño puede recrear el evento traumático, narrar su experiencia, poner voz a sus emociones e irlas procesando. además, da la oportunidad de practicar y adquirir estrategias de afrontamiento de una forma natural para ellos.

Con frecuencia el trauma es silenciado, evitado y reprimido, y es precisamente esto lo que agrava los sintomas y las consecuencias. Poder exponerse de nuevo a lo ocurrido (aunque sea de forma simbólica) y exteriorizar las emociones en un ambiente seguro, acogedor y empático favorece el procesamiento y la integración del trauma.

¿Y qué hay de los adultos?

El juego es el medio natural del niño y es por esto que la ludoterapia se emplea principalmente en la infancia. Sin embargo, para los adultos tambien constituye un excelente medio de expresion emocional y adquisicion de habilidades. Al contrario que en otro tipo de explosión, no se trabaja de forma racional sino creativa y esto ayuda a esquivar ciertas barreras.

Existen múltiples alternativas disponibles: teatralización, juego con muñecos, juego con arena, danza, empleo del sentido del humor… Sin embargo, más allá de estas opciones clásicas, se han realizado interesantes investigaciones respecto al uso de videojuegos para la sanación de traumas.

Por ejemplo, se ha encontrado que jugar al tetris puede resultar útil para reducir los efectos del estrés postraumático. Concretamente, este juego visual parece ayudar a prevenir la aparición de recuerdos (recuerdos retrospectivos y muy vívidos del suceso traumático que aparecen de manera intrusiva).

A estas conclusiones llegaron los investigadores de un equipo de la Universidad de Oxford liderado por Emily Holmes. en su estudio, expuso un grupo de sanos voluntarios a una película que mostró imágenes traumáticas y, posteriormente, se les pidió que jugaran a distintos videojuegos. En aquellos que jugaron al Tetris, se redujo la frecuencia y la intensidad de estas visiones involuntarias en comparación con los otros grupos.

Por otro lado, se han diseñado juegos de ordenador dirigidos a veteranos de guerra con síntomas de estrés postraumático. En ellos, se sumergen en una realidad virtual que emula las situaciones extremas de guerra que generan el trauma. Así, esta exposición repetida permite la asimilación del sufrimiento y favorece la curación.

​Jugar al Tetris favorece la disminución del estrés postraumático. Crédito editorial: Wachiwit

El juego en la sanación de traumas constituye una alternativa interesante

En definitiva, el juego es solo una de las diferentes exposiciones psicológicas disponibles para el abordaje de traumas; sin embargo, ofrece interesantes ventajas. En la población infantil es un recurso de primera línea; pero, como vemos, los avances tecnológicos están abriendo un mundo de posibilidades al tratamiento del trauma en adultos mediante los videojuegos y la realidad virtual.

La prevalencia del trastorno de estrés postraumático oscila entre el 1 y el 14 % y sus efectos son sumamente dolorosos e incapacitantes para quienes lo padecen. Por lo mismo, es importante que continúe la investigación al respecto.

Te podría interesar…



Enlace de la fuente

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Mas Populares

- Advertisment -

Comentarios Recientes

A %d blogueros les gusta esto: