jueves, mayo 23, 2024
InicioCuriosidadesEl informe de defensa de la UAP sugiere otro encubrimiento

El informe de defensa de la UAP sugiere otro encubrimiento

En marzo de 2024, la Oficina de Resolución de Anomalías en Todos los Dominios (AARO) del Departamento de Defensa publicó un informe innovador que analiza exhaustivamente casi ocho décadas de encuentros militares y gubernamentales de EE. UU. con fenómenos anómalos no identificados (UAP), un término que ahora se prefiere al tradicional «ovnis». «. «. El informe de 63 páginas representa un esfuerzo sin precedentes por parte del ejército estadounidense para abordar un tema que durante mucho tiempo ha estado envuelto en misterio, especulación y, a menudo, escepticismo.

La publicación del informe provocó más controversia, con acusaciones de otro encubrimiento del gobierno en respuesta a recientes revelaciones de ovnis que indicaban lo contrario. La investigación no dio ningún crédito real a las declaraciones anteriores. Aunque la ciencia siempre busca explicar las cosas con un conjunto de evidencia empírica, la falta de evidencia empírica parece ser la excusa para tomar la posición reivindicada en el informe.

Aspectos destacados clave del informe UAP del Departamento de Defensa

Un extraterrestre y un OVNI en un bosque oscuro.  Informe de la UAP
Un extraterrestre y un OVNI en un bosque oscuro.

El informe AARO profundiza en los registros históricos y de Estados Unidos. Desde 1945, el gobierno ha implementado diligentemente programas diseñados específicamente para investigar el dominio de los fenómenos aéreos no identificados (AFNI). El objetivo principal de estas iniciativas es investigar meticulosamente y obtener conocimientos integrales sobre los intrigantes encuentros de nuestra nación con estos extraordinarios fenómenos.

En un comunicado emitido el 8 de marzo de 2024, el Secretario de Prensa del Pentágono, mayor general Pat Ryder afirmó lo siguiente en el comunicado;

'Hasta la fecha, AARO no ha encontrado evidencia verificable de acusaciones de que el gobierno de los EE. UU. y las empresas privadas tengan acceso a tecnología extraterrestre o hayan realizado ingeniería inversa. Además, AARO no encontró evidencia de que alguna investigación del gobierno de los EE. UU., investigación patrocinada por académicos o panel de revisión oficial confirmara que cualquier avistamiento de OVNIs representara tecnología extraterrestre. Todos los esfuerzos de investigación, en todos los niveles de clasificación, concluyeron que la mayoría de los avistamientos fueron objetos y fenómenos comunes y el resultado de una identificación errónea. AARO evalúa que todos los supuestos programas ocultos de ingeniería inversa de UAP mencionados y descritos, proporcionados por los encuestados, o no existen; son programas de seguridad nacional auténticos y mal identificados que no están relacionados con la exploración de tecnología extraterrestre; o resolver un programa deshabilitado. El informe afirma inequívocamente que no hay evidencia verificable de que algún avistamiento de ovnis esté vinculado a tecnología extraterrestre o que el gobierno de los EE. UU. o entidades privadas hayan accedido alguna vez a dicha tecnología. Este descubrimiento desafía una creencia fundamental sostenida por muchos en la comunidad UAP sobre la posesión de tecnología extraterrestre por parte del gobierno.

Lo que ha causado la mayor controversia no es sólo lo que está en el informe, sino que cuando lees la declaración anterior, puedes leer rápidamente entre líneas. Lo que no se admite puede interpretarse como no admitir, pero también como no afirmar que no existe. Las palabras se eligen con cuidado. Por ejemplo, “no hay pruebas verificables” puede entenderse de más de una manera y no parece ser una negación flagrante. Sin embargo, las investigaciones contenidas en el informe siguen siendo cuestionables.

Programas gubernamentales de UAP

informe de la UAP

La investigación también examinó las acusaciones de programas gubernamentales secretos relacionados con UAP que no fueron informados al Congreso. Concluyó que tales programas, si alguna vez existieron, probablemente eran proyectos mal identificados y no relacionados con la tecnología extraterrestre.

Implicaciones para la seguridad y la salud públicas

Reflexionando sobre las preocupaciones de seguridad, el informe reconoce los riesgos de vuelo que plantean los UAP, pero afirma que no se han conocido colisiones. También señala las posibles implicaciones para la salud de los encuentros con ovnis, aunque no se han confirmado efectos adversos directos.

Aumento de informes de UAP

El informe señala un aumento en los informes de ovnis, atribuyéndolo a un menor estigma en torno al tema y al establecimiento de mecanismos formales de presentación de informes por parte de los militares.

Controversias y reacciones

Departamento de defensa OVNI

La publicación del informe no calmó la controversia, pero avivó las llamas de un debate en curso sobre la naturaleza de los ovnis y cómo el gobierno maneja su investigación. Los críticos argumentan que el tono desdeñoso del informe con respecto a la posibilidad de orígenes extraterrestres de algunos avistamientos de ovnis no se alinea con numerosos informes creíbles de personal militar y pilotos. También afirman que las conclusiones del informe parecen excluir, sin justificación suficiente, la posibilidad de observar tecnología no humana en nuestro espacio aéreo.

La postura de Elizondo y Grusch contra el Pentágono

Figuras destacadas como Luis Elizondo, ex funcionario del Pentágono que dirigió el Programa Avanzado de Identificación de Amenazas Aeroespaciales (AATIP), y David Grusch, ex oficial de inteligencia de la Fuerza Aérea de EE. UU., han estado a la vanguardia de la defensa de la transparencia y la investigación rigurosa de los UAP. Su frente unido contra el manejo del fenómeno OVNI por parte del Pentágono resalta una división significativa entre los organismos gubernamentales encargados de la seguridad nacional y aquellos que han sido parte del proceso de investigación pero buscan una mayor apertura. Elizondo y Grusch sostienen que el enfoque del gobierno hacia los UAP, como se refleja en el informe, carece de la investigación exhaustiva y de mente abierta que el fenómeno merece. Su afirmación es que las implicaciones potenciales del fenómeno para la tecnología, la seguridad nacional y la comprensión de la física son demasiado importantes para descartarlas o simplificarlas como identificaciones erróneas u objetos aéreos prosaicos.

Impacto y direcciones futuras

El informe del Departamento de Defensa, a pesar de su análisis y conclusiones detallados, abrió nuevas vías para el debate y la investigación. Destaca una creciente necesidad de transparencia y colaboración entre el ejército, las agencias gubernamentales y la comunidad científica en la investigación de las UAP. El llamado del informe a mejorar los métodos de recopilación y análisis de datos apunta a un esfuerzo continuo para comprender mejor el fenómeno.

Además, el informe tiene implicaciones para la seguridad nacional, la seguridad aérea y la investigación científica. Destaca la importancia de desarrollar sensores sofisticados y herramientas de análisis de datos para mejorar la identificación y comprensión de los UAP. Además, la inclusión de disposiciones en la Ley de Autorización de Defensa Nacional para el año fiscal 2023 diseñadas para mejorar la transparencia gubernamental sobre los UAP y brindar protección a los denunciantes significa un reconocimiento legislativo de la importancia de la cuestión de los UAP.

Consideraciones finales

Si bien el informe sobre UAP de 2024 del Departamento de Defensa proporcionó información valiosa sobre la comprensión y el manejo de los UAP por parte del gobierno, también destaca las complejidades y desafíos inherentes al estudio de fenómenos que desafían una explicación fácil. Esto no es evidencia empírica y va mucho más allá del análisis científico. Es importante abordar la cuestión ovni con una investigación equilibrada que abarque la experiencia personal y el testimonio personal. Estos deben abordarse desde una perspectiva probatoria y considerarse de naturaleza experiencial. Esto recuerda mucho a William James, quien postula una «teoría pragmática de la verdad» que afirma que la verdad puede entenderse desde un enfoque experiencial. Esto significa que se debe dar importancia a la experiencia relevante como evidencia potencial.

Las controversias y discusiones que ha provocado son indicativas de una lucha social y gubernamental más amplia con lo desconocido, lo que subraya la necesidad de una investigación continua, un diálogo abierto y la voluntad de enfrentar misterios que se encuentran más allá de nuestra comprensión científica y capacidades de defensa aeroespacial. .

“El hecho de que no puedas ver el aire que respiras no significa que no exista” Jock Brocas

Mi opinión personal es que no es definitiva y no hay una posición definitiva por parte del departamento de defensa. La forma en que se presenta deja abierto a la interpretación. Una interpretación particular cae en el ámbito de la creencia escéptica y el Departamento de Defensa tal vez haya alimentado a ese animal. Sin embargo, la otra interpretación, aunque no se basa en evidencia empírica, se sopesará en relación con la experiencia y los patrones evidenciales encontrados en la investigación sobre Experiencias Cercanas a la Muerte.

Referencias:

Declaración del Departamento de Defensa

Oficina de resolución de anomalías de todos los dominios (AARO)

Informe AARO

James, Guillermo, 1907 [1975], Pragmatismo: un nuevo nombre para algunas viejas formas de pensar, Nueva York y Londres: Longmans, Green & Co.; reimpreso Cambridge, MA: Harvard University Press, 1975.



Enlace de la fuente

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Anuncio - Hosting Web de SiteGround - Diseñado para una fácil administración web. Haz clic para saber más.

Mas Populares

- Advertisment -

Comentarios Recientes