sábado, septiembre 24, 2022
InicioCuriosidadesEddie Munson de 'Stranger Things': la historia de la vida real que...

Eddie Munson de ‘Stranger Things’: la historia de la vida real que inspiró a su personaje es demasiado triste

Las etiquetas y los prejuicios son parte de lo que vivió Damien Echols, la persona en la que se basaron los guionistas para crear a Eddie.

La nueva temporada de Stranger Things ha generado una gran aceptación por parte de los espectadores y ha aportado una buena dosis de misterio, intriga y dramatismo a la historia. Sin embargo, uno de los personajes que más llamó la atención fue el de Eddie Munson, interpretado por Joseph Quinn.

Durante el comienzo de la cuarta temporada, el papel de Eddie se pintó para que fuera secundario e incluso un toque divertido en la historia al compartir secuencias con Mike y Dustin como miembros del club de juego Hellfire.

Pero todo cambió cuando Eddie fue testigo del cruel asesinato de Chrissy Cunningham.

A lo largo de la temporada vimos cómo Eddie se llevaba bien con Chrissy a pesar de que Eddie mostraba una clara aversión por las «tribus populares» en la escuela.

La joven animadora es perseguida por Vecna ​​siendo víctima de alucinaciones.

En un intento por encontrar algo que la calme, la animadora comienza a tener contacto con Eddie para conseguirle algunos medicamentos que la ayuden a sentirse más tranquila, por lo que una noche va al tráiler donde vive el joven.

Allí Vecna ​​asesina a la joven frente a los ojos de Eddie Munson, quien huye del lugar seguro de que si la policía lo atrapa no creerán su versión.

Afortunadamente, luego descubre que Max, Dustin, Lucas, Steve, Robin y Nancy saben que está diciendo la verdad sobre lo que sucedió esa noche.

Por si no lo sabías, el personaje ficticio está basado en un caso real.

El personaje de Eddie se inspiró en la historia de un joven que casi recibe la pena de muerte por ser sospechoso de m4t4r 3 niños.

Este es el caso de Damien Echols, un joven de Arkansas que gracias a un historial de mala conducta, miradas extravagantes y gustos diferentes, a los 18 años se convirtió en sospechoso de las muertes de Steve Branch, Michael Moore y Christopher Byers, tres pequeño de tan solo 8 años cuyo caso se conoció como Tres de Menfis Occidental.

La condena de un prejuicio.

A la edad de 13 años, Miachael Wayne Hutchinson se mudó con su madre a la ciudad de West Memphis en Arkansas, donde su madre se volvió a casar.
En ese momento, para aprovechar el cambio de aires, decidió cambiar su nombre a Damien Wayne Echols, adoptando el apellido de su padrastro: Jack Echols.

Foto: Damien Echols

Damien abandonó la escuela y era conocido por ser problemático, tenía la costumbre de robar en pequeños negocios y fue arrestado en varias ocasiones.

También fue internado en un hospital psiquiátrico donde le diagnosticaron «delirios de grandeza y persecución, alucinaciones auditivas y visuales, procesos de pensamiento desordenados, falta sustancial de perspicacia y cambios de humor crónicos e incapacitantes».

Pero su infierno comenzó cuando 3 chicos desaparecieron de su barrio en la ciudad de West Memphis, Arkansas, Estados Unidos el 5 de mayo de 1993.

Los cuerpos de los 3 niños fueron encontrados el 6 de mayo en el desagüe en condiciones deplorables, sin ropa y con las muñecas y los tobillos atados con signos de agresión sexual y se sospechaba que el crimen era un ritual satánico.

Ante las sospechas, la policía apuntó de inmediato a Damien Echols y su amigo Charles Jason Baldwin y ambos fueron arrestados tras la declaración de Jessie Misskelley.

Algo que genera desconfianza en la detención de los jóvenes es que Misskelley, de 16 años, fue interrogado sin ningún tipo de supervisión durante 12 horas y aseguró que había sido testigo de cómo Damien y Charles cometieron el crimen e incluso que había detenido a uno de los niños. para que no se escapen

La confesión de Jessie no fue lógica y las autoridades no encontraron ADN que vinculara a los niños con el asesinato.

El estado inició un proceso legal contra los muchachos y aseguró que la escena del crimen había sido perfectamente limpia, señalando que por ello se trataba de un caso de satanismo, a pesar de que no tenían pruebas en su contra.

En 1994, la Corte Suprema de Arkansas deliberó y sentenció a Jessie y Jason a cadena perpetua sin libertad condicional. Damián por ser «el líder del grupo» fue condenado a muerte.

El juicio y la deliberación estuvieron llenos de inconsistencias e incluso un miembro del jurado confesó que consultó el caso con un abogado y fue él quien lo convenció de culpar a los adolescentes.

En 2011, semanas antes de que se cumpliera la pena de muerte de Echols, los tres acusados ​​recurrieron al recurso legal de la Doctrina Alford, que consiste en declararse inocentes pero aceptando que existen pruebas suficientes para probar su culpabilidad ante el juez más allá de una duda razonable.

La entrada Eddie Munson de ‘Stranger Things’: la historia de la vida real que inspiró a su personaje es demasiado triste fue publicado por primera vez en porque no se me ocurrió.

Enlace de la fuente

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Mas Populares

- Advertisment -

Comentarios Recientes

A %d blogueros les gusta esto: