lunes, diciembre 5, 2022
InicioReflexionesCómo hacer un análisis DAFO personal

Cómo hacer un análisis DAFO personal

Si te preguntas por qué no tienes éxito y no logras alcanzar tus metas, un análisis personal de DAFO puede aportarte mucha claridad al respecto. Te contamos por qué.

Cómo hacer un análisis DAFO personal

Elena Sanz

Escrito y verificado por la psicologa Elena Sanz.

Última actualización: 06 octubre, 2022

Quizás hayas escuchado hablar del análisis DAFO. Se trata de una herramienta que permite evaluar la situación de una empresa, negocio o proyecto, ayudándonos a identificar qué falla y cómo podemos intervenir. Sin embargo, esta interesante técnica también puede aplicarse a nivel individual; es lo que se conoce como análisis DAFO personal.

También conocido como matriz o análisis FODA, esta herramienta fue creado en la década de 1960 por Albert Humphrey. Este consultor administrativo tenía la tarea de entender por qué la planificación corporativa de las compañías del Fortune 500 no estaba teniendo éxito. Así, durante su estancia en el Instituto de Investigación de Stanford, junto a otros colegas, esta técnica tan popular.

¿En qué consiste el análisis personal de DAFO?

Un análisis DAFO personal sigue la misma estructura que cuando se aplica a una organización o proyecto empresarial. No obstante, en este caso nos ayuda a analizar qué factores influyen en nuestra situación personal actual.

En este sentido, es una herramienta de autoconocimiento que permite a la persona identificar de qué maneras puede actuar y evolucionar hasta alcanzar sus objetivos. En otras palabras, aporta la inteligencia para realizar cambios y establecer nuevos hábitos que contribuyen a la consecución de las metas.

Para comenzar a elaborar un análisis personal de DAFO, hemos de saber que se divide en dos grandes categorías:

  • Los factores internos: depende de la persona y está en su mano trabajar para cambiarlos. Abarcan tanto las fortalezas como las debilidades.
  • Los factores externos: no están bajo el control de la persona y hacen referencia a los factores socioculturales que vienen dados. Hablamos en este caso de amenazas y oportunidades.

Si unimos estos cuatro factores, veremos que corresponden a las siglas de esta técnica: (D)ebilidades, (A)menazas, (F)ortalezas y (O)portunidades.

El análisis DAFO puede ayudarnos a conocernos.

Crea tu análisis DAFO personal

Para crear o diseñar tu propio análisis DAFO, el primer paso consiste en rellena cada uno de los campos información personal. Puedes hacerlo del siguiente modo:

Fortalezas

Son factores internos que favorecen o ayudan a la consecución de metas. Para identificar tus fortalezas puedes preguntarte “¿en qué soy bueno?”, “¿qué me gusta hacer?”“¿qué características o cualidades me hacen diferente a los demás?”, “¿en qué tipo de ambiente rindo mejor?”…

Por ejemplo, aquí se podría incluir: creatividad, voluntad, facilidad de palabra, proactividad

Debilidades

Son los factores internos que nos limitan, nos lastran y nos impiden conseguir los objetivos. Podemos preguntarnos: “¿son mis puntos débiles?”, “¿qué tareas o actividades me dificultan más?”“¿qué cualidades o rasgos suponen un impedimento para mí?”.

Algunos ejemplos de debilidades pueden ser: me bloqueo al trabajar bajo presionsuelo enfadarme con facilidad, me cuesta expresar mis emociones…

Oportunidades

En este caso, se trata de analizar el ambiente en el que estas inmerso para identificar que oportunidades existen y puedes aprovechar. ¿Qué tipo de tareas, metas o cambios son posibles o se te facilitan en tu situación actual?

Algunos ejemplos podrían ser: aprender un nuevo idioma, viajar, crear nuevas relaciones personales…

Amenazas

Por ultimo, identifica qué factores del entorno suponen un obstáculo para conseguir lo que te propones. Qué elementos suponen un riesgo para ti actualmente. Por ejemplo, podría incluir: una mala situación económica, familiares dependientes a tu carga, falta de tiempo, salud deteriorada…

Cabe mencionar que las cualidades o rasgos que colocamos en la categoría del análisis DAFO surgirán cada uno de nuestro objetivo. Los ejemplos anteriores son válidos para una persona que desea autoconocerse mejor y desarrollarse a nivel personal y emocional.

Sin embargo, si aplicamos el análisis DAFO, por ejemplo, para analizar nuestra situación laboral, deberemos agregar información relevante a ese contexto. Es decir, que en fortalezas incluiríamos formación, experiencia o habilidades blandas, en oportunidades colocaríamos la posibilidad de un mejor salario o un horario más flexible y así sucesivamente.

El análisis DAFO nos puede ayudar a tomar decisiones para hacer cambios en nuestra vida.

Comienza a tomar acción con tu análisis DAFO personal

El análisis DAFO personal nos permite ver en qué posición estamos, pero lo más importante es que nos guía a la hora de saber qué tipo de acción tomar para evolucionar y generar cambios. Para esto, hemos de interrelacionar la información que hemos plasmado anteriormente respondiendo a las siguientes cuestiones:

  • ¿Cómo voy a utilizar mis fortalezas para aprovechar estas oportunidades?
  • ¿Qué hago con mis debilidades para poder aprovechar las oportunidades?
  • ¿De qué forma puedo usar mis fortalezas para enfrentar esas amenazas?
  • ¿Qué puedo hacer con mis debilidades para que me sea más fácil enfrentar las amenazas?
  • ¿Cómo puedo aprovechar las oportunidades para corregir mis debilidades?

Es preferible realizar todo este proceso por escrito, de forma que aclaremos las respuestas a estas preguntas. A partir de aquí podremos trazar un plan de acción que nos permitirá sacar el mejor partido a nuestra situación actual y avanzar hacia nuestros objetivos.

Te podría interesar…



Enlace de la fuente

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Mas Populares

- Advertisment -

Comentarios Recientes

A %d blogueros les gusta esto: