lunes, julio 15, 2024
InicioNoticiasSaludCómo construir resiliencia a la vergüenza

Cómo construir resiliencia a la vergüenza

La vergüenza es una emoción dolorosa causada por la conciencia de culpa, defecto o incorrección. Aunque muy dolorosa, la capacidad de sentir vergüenza es saludable y parte del ser humano. La función de la vergüenza es evitar que dañemos nuestras relaciones y motivarnos a repararlas si las hemos dañado.

Donde la culpa dice “He hecho algo malo”, la vergüenza dice “Soy algo malo”.

Algunas personas crecen mayormente sintiendo que encajan y otras personas crecen con circunstancias de vida que las hacen sentir como un extraño. Algunas situaciones que pueden haberlo hecho sentir crónicamente marginado incluyen:

  • Tener una condición de salud mental crónica, como ansiedad, TOC, un trastorno del estado de ánimo o TDAH
  • Tener una condición médica crónica
  • Tener una discapacidad de aprendizaje u otra forma de discapacidad
  • Experimentar algo traumático que otras personas a tu alrededor no experimentaron
  • Ser de otra raza
  • Ser de otra religión
  • Hablando un idioma diferente
  • Tener una identidad sexual o de género diferente
  • Tener una situación financiera diferente a la de los que te rodean.

Si resuena con alguna de estas situaciones, es posible que tenga una sensación crónica de vergüenza o un sentimiento de vergüenza que aparece con frecuencia. No hiciste nada malo. Tu mente simplemente percibió una diferencia entre tú y los que te rodean y te dio un sentimiento.

La vergüenza es “solo” un sentimiento, pero puede llegar a ser muy grande y muy doloroso. Si se siente muy grande, no significa que hay algo aún peor en ti, sino que tiene capas. Podemos hacerlo más pequeño y manejable hablando de él y escuchándolo. Cuando lo entiendas y el sentimiento sea más pequeño, te será más fácil trabajar con él.

Una forma de escuchar la vergüenza es prestar atención a los sentimientos que te genera en tu cuerpo. Algunas personas se sienten enrojecidas, ya que su sistema nervioso simpático (también conocido como respuesta de lucha o huida) se activa. Sus ojos se calientan y las mejillas se enrojecen. Empiezan a sudar o tienen malestar estomacal. Otras personas notan principalmente la urgencia de alejarse de lo que les da vergüenza o la postura desplomada y los sentimientos de impotencia y desesperanza.

La vergüenza nos da la necesidad de escondernos y retirarnos. El camino a través de la vergüenza es que te recuerdes a ti mismo tu humanidad y compartas tu vergüenza en entornos donde ese compartir te vuelve a conectar con los demás.

Aquí hay algunas preguntas que debe hacerse para pensar en su experiencia de vergüenza:

  • Cuando sientes vergüenza, ¿cómo sabes que es vergüenza?
  • ¿Qué experiencias externas e internas desencadenan la vergüenza?
  • ¿Qué sucede fisiológicamente en tu cuerpo cuando sientes vergüenza?
  • ¿Qué sucede cognitivamente en tu mente cuando sientes vergüenza?
  • ¿Cómo se comparan estos sentimientos y pensamientos con otras experiencias internas como ansiedad, ira, soledad, entusiasmo o excitación?
  • ¿Cómo respondes a estos cambios en tu cuerpo y mente?
  • ¿Qué argumentos en tu narrativa de la vergüenza te parecen verdaderos?
  • ¿Qué argumentos en tu relato de la vergüenza no te parecen ciertos?

Mientras reflexiona sobre sus experiencias de vergüenza, puede resultarle útil compartirlas con un ser querido de confianza o un terapeuta. Grupos de apoyo, como Las comunidades anónimas de igual a igual de ADAA, también puede ser un gran lugar para compartir. El Dr. Perry dirige un grupo de apoyo gratuito para quienes experimentan trastornos de ansiedad, TOC y trastornos del estado de ánimo. Puede obtener más información en https://www.relatable.health.



Enlace de la fuente

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Anuncio - Hosting Web de SiteGround - Diseñado para una fácil administración web. Haz clic para saber más.

Mas Populares

- Advertisment -

Comentarios Recientes